La cuarentena rodeada de lados positivos

Fecha de Publicación:
Abril 29 de 2020
https://www.google.com/search?q=cuarentena+positiva&tbm=isch&ved=2ahUKEwjTuKjOhv_oAhWsVzABHVMNAWMQ2-cCegQIABAA&oq=cuarentena+positiva&gs_lcp=CgNpbWcQAzICCAAyAggAMgIIADICCAAyAggAMgIIADIGCAAQBRAeMgYIABAIEB4yBggAEAgQHjIGCAAQCBAeOgQIABBDOgQIIxAnUJrNMFjJ5TBg7uYwaABwAHgAgAHqBYgByDOSAQsyLTEuNi4zLjQuMZgBAKABAaoBC2d3cy13aXotaW1n&sclient=img&ei=fc2hXpOGJqyvwbkP05qEmAY&bih=576&biw=1366&rlz=1C1GCEU_esCO820CO820#imgrc=Cdl4NZTsyP4s_M

Foto tomada de El Tiempo.

Las cifras de contagio en el mundo por el Covid-19 ya superan los 2.400.000, son números bastante difíciles de creer; en algún momento lo pensamos: ¿Tendremos que vivir una tercera guerra mundial? ¿Será que alcanzamos a vivir algún cambio drástico en la humanidad? Pero nunca nos imaginamos experimentar una pandemia tan repentinamente.

Nuestras vidas son muy rutinarias, dedicamos gran parte de nuestras vidas al trabajo, estudios, sueños, metas y diferentes ocupaciones. La humanidad se enfrenta a un gran cambio, pero realmente este cambio se lo merecía todo nuestro planeta tierra. Desde los primeros días en aislamiento obligatorio nuestra casa ha respirado, los animales salen a las calles para tomar lo que es de ellos, y es bastante alentador este panorama, sin dejar a un lado con bastante importancia, a las personas que lastimosamente han adquirido este virus.

Las noticias son el pan de cada día, nuestro país está siendo inyectado con mucha información, quizá, no se maneja con debida transparencia, pues se hablan de los estudios y las cifras reales aún están por verse; es también hiriente ver cómo se prometen y no cumplen ayudas humanitarias para quien más lo necesita y para sumar, muchos de los medios locales tapan y recogen el papel sucio que nuestros gobernantes dejan en el camino. ¿Con culpa? ¿Sin culpa? ¿Robo de subsidios y votaciones?, todo esto aún nos tiene realmente desconcertados, y la única salida que tenemos por ahora es dejar eso sobre la mesa, sin olvidar, crear una mayor importancia al cuidado de nuestros seres queridos y a nosotros mismo.

Encontramos un respiro, dejamos a un lado los problemas comunes que nos consumen y estresan; ahora, sin imaginarlo de esta manera, estamos salvaguardados con nuestros seres queridos, compartiendo juegos de mesa, creando rutinas de ejercicio y cada día buscando un nuevo "trepadero" para hacer nuestras series de dominadas sin tener que salir a la calle. Punto positivo para la calma, el silencio, el aire fresco desde nuestras terrazas y una buena taza de café acompañada de música o lecturas comprometidas. Todo depende de la manera en cómo tomemos nuestro entorno, pues obligados, fuimos la generación que si vivió, contará esta experiencia con futuras generaciones y tendrá como recompensa conectar su conciencia a una mente donde pensará dos veces para contaminar, desperdiciar y hasta determinar si va a derrochar una salida por quizá, una amargura.

Tenemos todo en nuestras manos, el cuidado es de nosotros, podemos protegernos, y el que no pueda, nos impone un deber moral de brindarle apoyo. Somos seres sociables, volverán las fiestas, los abrazos, los besos apasionados, pero hoy, conectémonos virtualmente, ofrezcamos ayuda a quien mas la necesite, eso nos convierte en hermanos y en algún momento de nuestras vidas todo será recompensado.

Por: Julián Andrés Guío Martínez

Compartir