A sus 16 años dirige la Biblioteca Experimental para niños de Cómbita.

Fecha de Publicación:
Septiembre 26 de 2018
Etiquetas:
Nuestra Tierra
Alejandra Estévez con algunos de sus libros de la biblioteca, que está ubicada en  la tienda de sus padres. Ph:Andreina Herrera.

“Emborráchate de literatura, porque tu resaca será la cultura”

Ella es Jhisela Alejandra Estévez Anavé, estudiante de décimo grado y creadora de la biblioteca

Jyshell Andreina Herrera Rodríguez - jysherrera@uniboyaca.edu.co

En el municipio de Cómbita, en la vereda San Francisco, sector La Orqueta, una niña de 16 años es la creadora de una biblioteca que nace con el fin y la necesidad de ayudar a todos los niños de su vereda y las veredas cercanas. Jhisela Alejandra Estévez Anavé, estudiante de décimo grado de la Institución Educativa Integrado de Cómbita, encontró que los niños de su sector tenían algunos problemas para encontrar libros que les sirvieran y que quisieran leer; por eso nació la biblioteca experimental.

"Esta idea nació  de la nada, yo tenía muchos libros y mi mamá me dijo:

- Bueno ¿qué vas hacer con los libros?; los botas, los regalas o ¿qué haces?

- No, déjame. 

Y mi madrina me dijo:

- Pues ya que estás acá, ponlos a disposición de los niños y miremos  ver qué pasa

- ¡Listo hágale! y colocamos la biblioteca”.

En esta biblioteca  se pueden encontrar libros destinados a variados lectores con grados de escolaridad desde primero de primaria hasta sexto de bachillerato, además de libros de literatura e inglés.  Alejandra tiene claro que el valor de la lectura es muy importante pero también sabe que ayudar a los niños es muy valioso; por eso su biblioteca tiene un plus y es que además de ser una biblioteca gratuita, se prestan útiles escolares como: marcados, esferos, tijeras y papel, entre otros, para que los niños puedan hacer sus trabajos y no tengan que caminar una hora hasta el pueblo para poder elaborar sus tareas.

Alejandra hace la invitación a todos los jóvenes a generar un cambio en su entorno, porque como ella dice: “El mundo no cambia por tu opinión, el mundo cambia con tu ejemplo. Si realmente queremos un cambio, tenemos que hacerlo.” Así es como ella trata de motivar a los jóvenes y aprovecha para invitar a todas las personas que quieran donar libros o útiles escolares, para que se acerquen a  la vereda de La Orqueta, en donde los espera con los brazos y la mente abierta.

 

Compartir