En tiempos de reinvención

Fecha de Publicación:
Mayo 22 de 2020
Foto perfil.

ENTREVISTA.

 

Por: Paula Andrea López

Foto de perfil

Se mueve entre cámaras y programas de edición, es apasionado por su profesión, lleva ocho años impartiendo sus conocimientos en aulas y pasillos ofreciendo sus saberes a miles de estudiantes, cada uno con habilidades diferentes, solo él tiene la fórmula correcta que le permite llegar de manera acertada a cada uno de ellos, esto, gracias a su vocación de docencia, su ironía y sarcasmo lo destaca entre los demás, es misterioso, minucioso, perfeccionista y muy creativo.

Ismael Enrique Meneses Ortegón es Diseñador Gráfico con Énfasis en Publicidad, Especialista en Gerencia de producción de Medios de Comunicación, Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje, Magister en Entornos Virtuales de Aprendizaje, lleva 10 años trabajando en la Universidad de Boyacá, es fácil verlo rondar sus instalaciones, casi siempre, vestido de negro y con sus manos en los bolsillos; quienes lo conocen bien saben lo mucho que disfruta enseñar planos fotográficos a sus estudiantes de primer semestre, es preocupado por sus alumnos y se esmera en que todos ejerzan su profesión de forma íntegra e integral.

Los cambios a los que nos hemos tenido que enfrentar como sociedad son innumerables, los docentes, parte fundamental de las comunidades, han tenido que modificar sus metodologías, cambiar el tablero por una pantalla compartida y las aulas por reuniones en plataformas. En aras de reinvención, Ismael recoge sus aptitudes y las transforma en herramientas que faciliten y puedan sacar provecho al mundo virtual.

 

¿El teletrabajo afecta o favorece la calidad de la educación?

La afecta en gran medida, pero no de forma negativa, depende de cada uno de nosotros hacer que este tipo de relación a través de tecnología sea cada vez más amable, crear los canales de comunicación precisos para entregar la información de la mejor manera, hacer las cosas cotidianas de la misma forma como se hacían sin aislamiento, crear un ambiente propicio para el desarrollo de las actividades.

 

¿Qué diferencia encuentra entre la educación virtual y presencial?

La virtualidad le da la oportunidad al educador de prepararse cada vez más y en cada momento, no se puede brindar una clase de la misma forma que en la presencialidad, la expansión del conocimiento y búsqueda de herramientas son la parte diferenciadora en este momento. Por otra parte, le brinda al estudiante la posibilidad de hacerse más responsable de su propio conocimiento, de manejar su tiempo, crear distintas formas de experiencias educativas, participar de su propio aprendizaje, preguntando, investigando, interactuando con el docente, y aprendiendo a aprender de forma virtual.

 

¿Cuál ha sido su experiencia en esta nueva forma de trabajo?

Cada día trae un nuevo reto que se debe resolver de forma creativa, cada clase contiene un espacio de aprendizaje diferente, crea una atmósfera diferente, en mi caso al orientar cátedras de un mismo semestre se deben diferenciar los espacios para que los estudiantes no confundan el trabajo en las diferentes áreas, pero sin alejarlas demasiado ya que en algún punto de las clases se pueden usar las herramientas aprendidas en las otras para complementar el aprendizaje, saber hacer.

 

¿Cómo ha reinventado sus clases, teniendo en cuenta que son asignaturas enfocadas al trabajo de campo?

En caso de la Fotografía Básica, se trabaja a través de Apps de fotografía gratuita que cree y genere en el estudiante la posibilidad de experimentar las características de la fotografía con cámaras manuales, diseñar y desarrollar talleres dentro de sus espacios personales y sacar el máximo de la creatividad de cada trabajo, crear trabajos que se puedan diferenciar de los demás. Con relación a Reportería Gráfica y Tecnología en Medios de Comunicación, se realiza una reinvención del manejo de la información, experimentando con formas de crear un nuevo lenguaje visual que integre los conocimientos y expresen de manera funcional lo que se quiere decir a través de redes sociales interactivas, en donde los estudiantes tengan una realimentación de los productos que desarrollan para clase y un público lo pueda ver y juzgar.

 

¿Siente que los estudiantes están satisfechos con esta nueva forma de educación?

Como en todos los aspectos de la vida los seres humanos nos resistimos a los cambios, en este orden de ideas la adaptación no es sencilla pero “quien quiere, puede”, es así que esta adaptación será distinta en cada uno y debemos aprender a buscar soluciones y no esperar a que nos den todo siempre, crear canales de comunicación diferentes con tiempo para cada cosa.

 

¿Puede un profesional en Comunicación Social ejercer desde la virtualidad?

Totalmente, la comunicación tiene distintos canales, pero la virtualidad es la forma más basta de llegar a cada rincón de la humanidad, “...En una población mundial de 7.400 millones de personas, se tienen actualmente 7.700 millones de suscripciones a teléfonos móviles.” [1] Es decir, hay más aparatos que personas, y cada uno de ellos tiene acceso a por lo menos una o dos App de información o redes sociales a través de las cuales puede interactuar con otros y esa es la base de la comunicación, crear redes que ayuden a interactuar y compartir información con otras personas, investigar, actuar, experimentar, interiorizar, sistematizar, son solo algunas de las funciones a través de las cuales los humanos aprendemos y enseñamos lo que sabemos, eso es comunicación. [1] En página web: https://otitelecom.org/telecomunicaciones/mundo-mas-celulares-humanos/

Todo depende del ángulo en que sea visto, si bien es un cambio trascendental tanto para docentes como para estudiantes, hay que saberlo afrontar y sacar de él los beneficios necesarios para no romper el proceso educativo que se lleva presencialmente, la Comunicación Social es una carrera que trasciende más allá de lo presencial, es una profesión que se acomoda a los cambios por los que atraviesa el ser humano pues es precisamente este su razón de ser.

En la virtualidad se pone en jaque la disciplina y responsabilidad de ambas partes, tanto el docente para reinventarse y del estudiante para aprovechar al máximo su tiempo dando un correcto uso a las herramientas que puede brindar el mundo digital, este es un proceso lento, el cual requiere de esfuerzo y sobre todo de intención, es y tiene que ser un desarrollo mancomunado pues de otra forma no podría funcionar.

 

Compartir