El peso que aumentan las ruedas: un problema silencioso para los transportadores en Colombia

Fecha de Publicación:
Marzo 01 de 2021
Categorías:
Comunicación Social
Foto tomada de Flickr. Autor: Davidlohr Bueso.

El sedentarismo, el tabaquismo y los malos hábitos, son algunas de las causas que explican los altos índices de mortalidad en los transportadores colombianos.

Por: Daniela Sánchez

El gremio de los transportadores colombianos dedica gran parte de su vida detrás del volante, hecho que les impide tener una vida saludable. Según Andrea Márques, nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), “Uno de los principales problemas que tiene un transportador es que dispone de poco tiempo para comer y a su vez de elegir qué comer”. Por esta razón, la mayoría presenta problemas metabólicos ante el incremento de peso y grasa.

Pero no solo la alimentación hace parte de esta problemática, el tabaquismo, las pocas horas de sueño y la falta de ejercicio, aumentan el riesgo de padecer obesidad. Según un estudio que realizó El diario del transporte a personas que ejercen esta labor, un 60% de los transportadores no realiza ninguna actividad física; asimismo, el 40% fuma hasta 15 cigarrillos diarios y, finalmente, el 55% no lleva una alimentación equilibrada y tiene pocas horas de descanso. La extensión territorial en Colombia es de 1.141.748 km² aproximadamente, por esta razón los trasportadores deben cumplir con lo propuesto en sus viajes y esto los obliga a desplazarse por carreteras que la mayoría de las veces no cuentan con restaurantes u hoteles para su manutención y descanso.

“Pasamos alrededor de 25 horas para llegar a nuestro lugar de destino, la mayoría de veces solo comemos de una a dos veces al día y la alimentación no es la mejor, pues necesitamos saciarnos para enfrentarnos a la extenuante jornada que implica el trasnocho”, comentó German Sánchez, conductor de transporte de carga pesada. Considerando lo anterior, los transportadores pasan gran parte de su vida en una cabina, de igual manera, la rutina diaria que ellos ejercen les implica alimentarse y luego seguir con su trayecto.

“En la vía que va de Riohacha a Maicao (Guajira), a lo largo de las dos horas largas que dura el viaje por el desierto, no se encuentra nada para consumir, por eso debemos llevar productos que regularmente no alimentan, pero por necesidad debemos consumirlos”, comentó Senén Echeverría, conductor de transporte de carga pesada. Sin embargo, hay transportadores que adecuan sus vehículos con refrigeradores para llevar los alimentos que según ellos son los indicados para su equilibrio nutricional. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir