Visita al semanario VOZ y a la FILBO 2022

Fecha de Publicación:
Mayo 16 de 2022
Categorías:
Comunicación Social
Estudiantes de Periodismo

El 22 de abril del presente año se llevó a cabo una visita al semanario voz y a la feria del libro por parte de los estudiantes de comunicación social de la universidad de Boyacá.

“Los periodistas deben conocer a su país, de lo contrario no serán buenos
profesionales”

 

Por: Luz Angela Buitrago

Estudiante VI Semestre 

El 22 de abril del presente año se llevó a cabo una visita al semanario voz y a la feria del libro por parte de los estudiantes de comunicación social de la universidad de Boyacá, la jornada se realizó en condición de conocer el funcionamiento de un periódico comunista que por años ha intentado sobrevivir a las grandes amenazas que impiden tener una libertad de prensa en Colombia. 

Fundado en 1957, el periódico circuló bajo el nombre de Voz de la Democracia y fue dirigido por Manuel Cepeda Vargas. Para 1964 el periódico fue cerrado por orden del presidente conservador Guillermo León Valencia y fue reabierto meses después bajo el nombre de Voz proletaria, años más tarde cambiaría nuevamente su nombre a Voz.

Prensa Independiente

 El impacto que ha tenido un medio comunista como lo es el semanario Voz en los grupos más vulnerados y escondidos del   país es indudablemente un hito significativo para la historia del periodismo colombiano, la reflexión que se debe hacer   parte desde la misma práctica individual de cada periodista en función de la verdad para la búsqueda de soluciones a las   diferentes problemáticas presentadas. Para eso, es necesario ser fiel a las palabras suministradas por las fuentes y conocer   sus hechos antecesores, desde luego, el periodista debe ser el principal autor del conocimiento de lo que sucede a su   alrededor, esta fue una de las críticas más reiterativas en la visita a este medio alternativo. Pues el profesional que no   conoce a su país está destinado a no ejercer críticamente su labor. 

 Así mismo, como la lectura debe ser parte del proceso formativo del comunicador social, se abrió el espacio para hacer una   visita a la FILBO en horas de la tarde donde se tuvo la oportunidad de recorrer los grandes pabellones que hacen parte de   este epicentro de conocimiento con el país invitado Corea del sur. Los asistentes, invitados, expositores y aliados que se   presentaron son escritores apasionados que han sido merecedores de un reconocimiento por creer una vez más en el poder de los libros. 

 El privilegio de asistir a uno de los eventos literarios más importantes de Bogotá después de dos años de pausa por la  pandemia agudizó la emoción por volver a disfrutar de actividades, exposiciones y de las expresiones artísticas. Cada rincón en la FILBO permite fomentar nuevos y mejores lectores, propiciar el acceso al libro y a los diferentes contenidos para todos los colombianos, mediante un evento que propone la reflexión, el debate, el diálogo y la discusión como formas de encuentro para conocer y reconocer al otro.

 

Compartir