Comunicación Popular, Sociedad y Cultura

Fecha de Publicación:
Mayo 16 de 2022
Categorías:
Comunicación Social
Buen Vivir

Los comunicadores sociales han enfrentado un sin número de estigmas, desde la academia hasta el desarrollo profesional.

La comunicación un derecho necesario para el Buen Vivir

 

Por: Lisseth Katerine Cardozo Cristancho

María Manuela Guatibonza Sánchez

Estudiantes VI Semestre Comunicación Social 

 

Llegamos como cualquier día a la universidad, con el eco de un evento que requiere nuestra asistencia, con muchas dudas y pocas expectativas, es un día frío en la capital boyacense, los espacios universitarios están habilitados para el encuentro de egresados del programa de Comunicación Social de la Universidad de Boyacá, de ahí surge esta pequeña historia.

4 años y medio materializando un sueño, atravesando obstáculos, construyendo y deconstruyendo procesos culturales, académicos y sociales, para los escépticos lo fácil, para los incrédulos lo innecesario; sin embargo, para los comunicadores lo popular, alternativo y social. 

Los comunicadores sociales han enfrentado un sin número de estigmas, desde la academia hasta el desarrollo profesional, las frases populares de “estudiar comunicación es simple”, “como comunicadores no llegarán lejos” o “la comunicación no es importante en la sociedad”, parecen indicios de la crónica de una muerte anunciada, pero ningún comentario exterior nace del proceso o la experiencia, el comunicador enfrenta diversas etapas: la periodística, la organizacional, la política, la audiovisual, entre otras, cada una con su nivel de complejidad.

En esta ocasión, en nuestra cotidianidad toma fuerza la Comunicación Popular, con un libro: El Comunicador Popular de Marío Kaplún, que nos abre las puertas a la interculturalidad y a la importancia de la comunicación y de estar preparados para ella, parece algo lejano en el vivir cotidiano de una carrera profesional, pero el viaje comienza con nosotros mismos, con nuestros intereses, nuestras raíces, necesidades y competencias.

 

Somos hijos de la educación tradicional, adquiriendo conocimiento de la educación popular, abriendo espacios de diálogo, aprendizaje y saberes, nos vimos reflejados en nuestros docentes, en los egresados, en sus labores, en sus sueños, en una pequeña reunión anual que nos recordó que cada uno de nosotros puede tomar caminos diferentes, pero que siempre nos encontraremos en lo social, durante el encuentro de egresados, en nosotras surgen un millón de preguntas y planes, el frío no nos abandona, pero el interés es constante.

Como diría Carolina Forero “Nosotros debemos conocer y reconocer nuestro territorio, entendiendo que la primera parte de nuestro territorio está relacionada con nuestra corporalidad, conocer también e identificar los procesos que implican saber todo aquello que hace parte de nuestro entorno, de nuestro contexto, conocer nuestros territorios, dialogar con nuestros mayores, tener la oportunidad de vivenciar la palabra”.

Aprendimos que la comunicación no es inherente a las elites, que más bien, la comunicación somos nosotros aprendiendo sobre semillas, educaciones populares y medios alternativos, que estamos soltando el conocimiento para transformarlo en poder cultural, de cambio y social, reflexionamos sobre la planimetría, las teorías y lo técnico y la importancia de estos conocimientos en la transformación, innovación y creación de nuevos procesos culturales, populares y alternativos.

 

Ritual al Buen Vivir y La Comunicación

 

Compartir