Paul Hernández

Fecha de Publicación:
Mayo 22 de 2020
Foto perfil.

ENTREVISTA.

 

POR:  JUAN DAVID ÁVILA BARRERA

 

Imagen eliminada.

Sorprendido y algo emocionado, así me respondió ese hombre de baja estatura, que tiene un poco de panza, sin cabello por el pasar de los años, pero seguro de lo que dice en sus mensajes, así es el Arquitecto, Diseñador Industrial y Tecnólogo en Cine y Fotografía: Paul Hernández. Duró 14 años en la Universidad Javeriana de Bogotá mientras hacia sus dos carreras: Arquitectura e Ingeniería Industrial, toda una travesía para él ya que no fue un estudiante muy destacado, agradecido con la formación académica por parte de la comunidad religiosa de los jesuitas quienes lo acompañaron desde el kínder a la Universidad, inculcándole los valores que se complementaron junto con los del hogar no solo para su desarrollo profesional si no también como ser humano.

La Arquitectura es la profesión que ejerce todos los días de la semana, específicamente en adecuación de espacios donde sus consentidos son dos clientes, los cuales no los quiere perder. En su etapa como Diseñador Industrial realizaba diseños de stands para eventos en Corferias alrededor de 5 años, actualmente se desempeña como contratista de obras civiles en Corferias, a pesar de que el trabajo es muy poco, es gratificante que lo tengan en cuenta después de 20 años.

Una de las cosas que más le gusta es viajar, ha sido de las personas afortunadas de conocer varios lugares del mundo, Paul es una persona que vive en constante investigación y búsqueda de conocimiento, le agrada hablar con la gente, conocer personas así sea por unos momentos, ya que solo tiene 4 amigos en su vida, los cuales para el son como hermanos que le han aportado mucho a través del tiempo.

Realizó varios contenidos audiovisuales, pero algo que lo marcó fue ser director de un programa para la embajada de Alemania en el canal señal Colombia, llamado Presencia, donde trabajó por dos años, fue algo gratificante a pesar de ser tan duro, sumó experiencias tanto divertidas y estresantes, pero al final valió la pena.

La docencia llegó a la vida de Paul en un momento inesperado, gracias al tecnólogo de cine y fotografía que realizaba en la corporación universitaria UNITEC, en ese entonces presentaba la homologación de su examen de inglés, le propusieron dictar clase de dicha materia, ese mismo día ya que no había profesor y él tenía un alto nivel del idioma; lo más interesante es que le dictó clase a sus mismos compañeros, desde ahí le quedó gustando el ejercicio de enseñar. Esta actividad la realizaba mientras terminaba su tecnólogo, tiempo después apareció la propuesta de ir a la Universidad de Boyacá, al principio la idea no lo convenció del todo, ya que no conocía muy bien la ciudad de Tunja, pero tenía un ex amor, su padre que laboraba como docente en la universidad.

Gracias al paso del tiempo ha conocido gente muy valiosa y ha tenido la oportunidad de poner su granito de arena en los sueños de los demás y se enamoró de la Universidad de Boyacá donde actualmente dicta clase a dos carreras, Comunicación Social y Diseño Gráfico.

 

¿Qué opina de las clases virtuales?

Son una alternativa pedagógica muy valiosa, una herramienta subutilizada la cual no se le puede hacer el quite ya que está presente en nuestra vida diaria. En medio de todo esto malo que ha venido pasando, es algo bueno que nos ha planteado el reto de llevar a cabo la educación de una manera a la cual no estábamos acostumbrados.

 

¿Cómo ha manejado las clases virtuales?

Ha sido un reto duro y complicado, ya que he trabajado el doble y hasta el triple con esta situación, se ha venido manejando bien, al comienzo muy pesado y estresante, no se puede bajar la motivación y el deseo de aprendizaje a los estudiantes, no se puede uno poner en una tónica de negativismo ya que contamina todas las actividades; el principal manejo ha sido la actitud positiva.

 

 ¿Qué problemas ha tenidos con las clases?

La limitación tecnológica de algunos estudiantes, por carecer de equipos o conexión a la red y me parece algo excluyente. Como les digo a mis estudiantes, no solo es una situación de UniBoyacá sino de todo el planeta. Ha tocado adaptarse, pero afortunadamente, la gran mayoría no tiene ese tipo de inconvenientes, toca buscar soluciones.

 

 ¿Ventajas y desventajas de las clases virtuales?

Una gran desventaja es el factor humano, poder compartir un espacio físico como es la universidad, el poder conversar con la gente, abrazarla, besarla y hasta enamorarse, todas estas cosas solo se presentan de una sola forma. La universidad es una etapa de la vida donde uno conoce mucha gente pensando en relaciones futuras tanto personales y sentimentales y esto lo limita bastante.

Ventajas muchas, la posibilidad de estar volando con el internet, buscando, encontrando información y compartiéndola, me parece maravilloso, lo importante de todo esto es saberse adaptar.

 

Compartir