MENTE FRESCA Y PREPARADA

Fecha de Publicación:
Mayo 21 de 2020
Foto perfil.

ENTREVISTA.

 

Por: Cristian Andrés Rodríguez Coy

Foto de perfil
 

Ángel Páez nacido en la ciudad de Maracaibo, un hombre de tez morena, estatura promedio, viste de manera casual, refleja en su manera de ser muchas características de un buen investigador, su perfeccionismo hace que él logre sus expectativas, todo esto se puede ver tanto en sus experiencias como en sus hechos diarios, “Me encanta ponerme retos”. Expresa que el hecho de moverse por el mundo, muchas personas lo relacionan con turismo, para él está relacionado con el intercambio cultural, pero como investigador salir a otros países es encontrar a esos pares que están investigando lo mismo y con ello lograr validar o refutar las hipótesis que se tienen. 

Ángel es un sujeto agradable que está dispuesto a resolver las dudas de sus estudiantes, prefiere siempre un aprendizaje de forma dinámica que de manera excesiva y extensa, cree que en cosas mínimas se puede llegar a lograr grandes resultados si se tiene una gran disciplina.

Siempre mantiene una tranquilidad que trasmite, él sabe con quién se abre y con quién no, mantiene la mayoría de las veces un perfil bajo, a veces se siente incómodo por el hecho que viene de afuera, esto le puede generar angustia o malestar, sin embargo disfruta su vida de la mejor manera, ya no tiene tantas expectativas, cada vez más vive el día a día; le marcó mucho que tuviese que salir de su país de origen, en su mente tuvo la idea de que nunca saldría de Venezuela, para él compartir con su familia es lo más valioso, y ahora que está en Colombia les colabora y les brinda esos recursos que necesitan.

Ángel Páez se define por ser una persona hedonista, es decir que considera el placer como la finalidad de su vida o de sus objetivos, según esto la comida gourmet, el cine, las series de Netflix, hacer o tomar cocteles, genera en él sus mayores gustos y deseos, considera que un trabajo no es un motivo de encierro o aburrimiento, por eso siempre piensa en lo que va a hacer después, pero eso sí, a corto plazo, ya sabe que a largo plazo nunca se sabe lo que va a ocurrir, así que trata de disfrutar todos los espacios, como ir a tomar unos tragos con unos buenos amigos.

Este personaje es muy peculiar, tiene una facilidad a adaptarse a todos los acontecimientos que la vida le vaya poniendo, por ello Ángel puede salir bien librado de cualquier situación, no depende de nadie, pero muchos dependen de él.

 

¿Tú experiencia en la Universidad de Boyacá, en que te ha hecho crecer?

El mayor reto al que me enfrentado es adaptarme a las exigencias de cumplimiento laboral en una Universidad privada, he trabajado casi toda mi vida en universidades públicas, en ellas se te miden por los resultados, es decir, tú investigas, tú publicas, tú atiendes alumnos, en la Universidad de Boyacá tienes que cumplir 46 horas a la semana. En lo que más he crecido es aprender a trabajar en equipo y ayudar a ver a otros lo que ya vi, echar mano de la humildad para poder ayudar y no ser un estorbo, a mucha gente tal vez le molesta que alguien de afuera venga a decir las cosas que toca hacer o corregir algo que no está bien, eso ha implicado un proceso de crecimiento.

 

¿Cómo llevas la cuarentena, en dónde te encuentras?

Bueno en la primera fase fue fuerte porque me vi aislado aquí en Boyacá cuando cerraron las fronteras del departamento, a mi la sensación de encierro me genera angustia porque en otros momentos cualquier cosa o inconveniente que pase con mi familia, pues cojo un avión y me dirijo a Maracaibo, es una de las ventajas que tengo en Colombia; mi familia depende de mi, están muy bien. El tema de la disciplina es muy importante, pararse temprano y hacer una rutina, ponerse metas, todos los días me pongo metas, todas las noches hago una revisión, yo no soy del tipo de personas que pueda decir que antes de acostarse a dormir no he hecho nada, a veces me doy ese permiso, pero es la excepción no la regla, soy una persona muy orientada hacia la motivación al logro, si en un día no he cumplido lo que me propuse, me esfuerzo hasta lograrlo, soy adicto al trabajo que yo planifico, para que otros no me digan que hacer, eso es para mi una situación privilegiada.

 

¿Qué piensas que va a ocurrir después de que la pandemia culmine?

La pandemia ha dejado una gran lección, llevaba años tratando de aprender que hay que disfrutar el presente, ver lo positivo, la imposibilidad de poder planificar, yo soy muy pesimista pero no de esos que se echan a morir o personas mediocres, yo no soy así, soy pesimista en cuanto a ver el mejor y peor escenario posible, me preparo para los dos, deje de poner tanta energía al futuro, y ¿será que va a pasar la pandemia?, no lo sé, yo creo que nadie en el mundo lo sabe.

 

¿Puedes describir la cuarentena desde tu aspecto laboral, que te gusta o que te disgusta?

Al principio me dio cierto pánico pero después me adapte, a tal punto que en este momento no me veo trabajando en lo presencial, no quiero sonar pedante, pero soy el tipo de persona que piensa en el tiempo aparte de las clases, doy una clase y después qué, yo soy una persona autodidacta, me aburro estando en lo mismo, la cuarentena si ha sido para mi muy positiva, todo el entorno digital, dar clases en línea, estudiar, ya estoy en ese nivel, ya no quiero ir a lo presencial, me costó mucho terminar mi doctorado, porque no quería ir a clases, en realidad el 90% de esto me encanta, para el próximo semestre ya estoy diseñando las horas virtuales en la plataforma de la Universidad, ya no va a ser WhatsApp, classroom, correo, todo eso toma tiempo, investigación, yo me lo disfruto, lo único que me disgusta es el manejo de materias muy abstractas como teorías, metodologías, me estresa la disposición de mis estudiantes, siento que presencialmente genero más empatía, pero ya en online me estresa, siento que mis alumnos no están en las mejores condiciones, no tengo problema con ser más flexible, lo único que quiero es que aprendan, otra de las cosas que más me da pánico es el futuro laboral, ¿vamos a tener trabajo el próximo semestre? no sabemos, yo llegué a Colombia en un año donde estaban despidiendo a la mitad del personal en todas las empresas, eso me angustia, pero como ahora aprendí a no pensar tanto en el futuro sino en el presente, que sea lo que Dios quiera.

 

Compartir