¡ La papita! Pa´ Sumercé

Fecha de Publicación:
Junio 23 de 2022
Categorías:
Comunicación Social
La papita pa sumercé

La papa es uno de los alimentos más importantes de la canasta familiar.

"Un tubérculo que lucha por no quedar en el olvido"

Por:  Paula Valentina Monroy Samacá.

Primer semestre Comunicación Social 


La papa es uno de los alimentos más importantes de la canasta familiar, para que este producto llegue a cada una de nuestras mesas se requiere de un valioso trabajo por parte de nuestros campesinos, es importante conocer como es este proceso desde cero para así valorar esta labor que abarca esfuerzos y sacrificios que como resultando nos entrega un producto de calidad.

Boyacá es el segundo departamento con mayor producción de papa, según Carlos Rubio, coordinador gremial de Fedepapa en Boyacá, “aproximadamente hay alrededor de 37.000 a 40.000 agricultores en el departamento, la mayoría son aún pequeños agricultores”; En este bello territorio podemos encontrar varios municipios donde sus habitantes se dedican a esta maravillosa labor, entre estos está Cómbita que se caracteriza por sus hermosos campos y por la producción de este alimento esencial para las familias colombianas, la papa.

 

Boyacá es el segundo departamento productor de papa en Colombia.

Fotografía de la autora. 

 

La siembra de este producto viene de tradición, ya que muchas de las generaciones anteriores les dejaron de herencia a sus hijos este valioso trabajo, tal como afirma don Querubín “Empecé porque mis padres me iban a dar estudio, pero yo no quise estudiar, así que me regalaron un bulto de semilla y un bulto de abono, ahí comencé con la agricultura.” Don Querubín se dedica hace 52 años a la agricultura, en este momento cuenta con dos hectáreas de siembra, su método de producción es muy tradicional, al igual que el de muchos agricultores del departamento.

El proceso de producción, según explica don Querubín, consiste primero en buscar el terreno en el cual se quiera sembrar, hecho esto se procede a arreglar la tierra, este proceso se divide en arar y rastrillar, este paso se suele hacer con ayuda de “obreros” o si se tienen los recursos por medio del tractor, después se hacen los surcos, para esto cuenta con un caballo que arrastra un arado que permite formarlos y así el terreno está listo; Para sembrar colocan la semilla dependiendo el tipo de papa que se quiera cultivar con una distancia de 40 cm, hecho esto se procede a regar un abono orgánico, después se fumiga la semilla para desinfectarla y protegerla de diferentes plagas y enfermedades, para finalizar se tapa la semilla, este paso se hace por parte del mismo agricultor de manera manual o con un instrumento llamado azadón.

este paso se hace por parte del mismo agricultor de manera manual o con un instrumento llamado azadón.

Fotografía de la autora. 


El ciclo de la vida de la papa varía depende a la semilla que se utilice para sembrar, don Querubín comenta “hay papa que llega a los 4 meses y medio, 5 meses o hasta 6 meses y medio.” Hay que tener en cuenta que en el transcurso del proceso de germinación de este cultivo se requiere de fumigadas constantes para así cuidar y proteger esta siembra.

Emerson Bernal se dedica a la producción de papa y de semilla certificada hace 25 años, él a diferencia de don Querubín es un agricultor que conforme va avanzando la tecnología ha implementado diferentes herramientas modernas para así ayudar a su producción, “me gasto en tapar 2 hectáreas una hora con el tractor, y para las fumigadas usamos la tecnología que es la más avanzada hasta ahora, el dron, lo estamos usando para las fumigaciones foliares” Emerson tiene un proceso de producción escalónalo lo cual hace que cada mes recoja y al mismo tiempo siembre nuevamente.


No hay que dejar a un lado los problemas que se pueden presentar en este proceso, situaciones como la pandemia, el alza de los insumos agropecuarios y los cambios climáticos ha hecho que los pequeños agricultores disminuyan sus siembras para así no arriesgarse a las pérdidas que estas les puedan generar, según Mauricio Piedrahita economista de Fedepapa, afirma que “los costos de producción durante el último año han tenido un incremento significativo de cerca del 73%”, esto ha hecho que muchos agricultores dejen a un lado la producción y como consecuencia se han disminuido las áreas sembradas en los territorios productores de papa.

Emerson Bernal agricultor

Emerson Bernal /foto: de la autora 

Es importante valorar el trabajo de estos pequeños agricultores que cuentan con una manera de cultivar tradicional, la siembra de papa es el trabajo que miles de campesinos ejercen para el sostenimiento de sus familias, han pasado por muchas dificultades, las nuevas generaciones ya no quieren trabajar en el campo, está aumentando la importación de papa de países como Bélgica y Estados Unidos, por eso hay que apoyar a estos productores, hay que consumir papa colombiana, un producto que llega a sus hogares con esfuerzo y dedicación de nuestros campesinos, y como dice don Querubín “consuman papa boyacense, especialmente de Cómbita.”
 

Es importante valorar el trabajo de estos pequeños agricultores

Fotografía tomada por la autora 

Compartir