Editorial: El Futuro de Colombia en Manos de la Juventud

Fecha de Publicación:
June 08 de 2018
Etiquetas:
Institucional
El Futuro de Colombia en Manos de la Juventud

Las Universidades han estimulado la participación democrática porque saben de la importancia que tiene la estabilidad y el desarrollo.

Los jóvenes ante tantas dolamas del país son escépticos y aún desinteresados y por lo tanto no hacen uso de su derecho de votar.

Por: Osmar Correal Cabral   

         Presidente Universidad de Boyacá

 

El futuro de Colombia está en manos de la juventud, porque las próximas elecciones para escoger al nuevo mandatario de los colombianos, pueden definir el nuevo rumbo para el país.

En efecto, lo que está en juego es la estabilidad de las instituciones democráticas que se han venido construyendo a lo largo de nuestra historia, con todas las imperfecciones que puedan tener, pero que nos han dado las libertades básicas que hoy disfrutamos. Hoy tenemos garantías constitucionales en un Estado Social de Derecho que permite que todas las personas gocen de los mismos derechos y libertades sin ninguna discriminación por ninguna razón, ni de sexo, raza, origen, lengua, religión, opinión política, porque todos los colombianos nacen libres e iguales ante la ley (Art. 13 de la Constitución).

Los jóvenes ante tantas dolamas del país son escépticos y aún desinteresados y por lo tanto no hacen uso de su derecho de votar. Es una posición muy cómoda porque al no votar no se comprometen con nadie ni con ningún partido político, y en teoría les da la posibilidad de quejarse hacia el futuro de lo bueno y de lo malo de los gobiernos.
Pero dado el número de jóvenes entre 18 y 30 años, si votaran todos podrían inclinar la balanza electoral y elegir al candidato de su preferencia. Es decir, tienen en sus manos la posibilidad de incidir efectivamente en las próximas elecciones.

Lo más importante es que voten en conciencia. Pero que voten. Es posible que alguno de los candidatos haya logrado motivar a la juventud, que haya recogido sus expectativas y esperanzas y haya dado respuestas y establecido compromisos públicos en sus programas de gobierno. Seguramente los que van a votar escogerán el candidato más propositivo, el que tenga una hoja de servicios al país sin tacha, el más honesto, el que pueda asegurar la paz que tanto trabajo ha costado obtener, y que sobre todo no vaya acabar con la institucionalidad ni con las libertades que tenemos.

Las Universidades han estimulado la participación democrática porque saben de la importancia que tiene la estabilidad y el desarrollo. Ojalá la juventud se pronuncie en las urnas.
 

Compartir